Te tenés que ir de vacaciones, o resulta que te salió un viaje de trabajo de último momento. Te encantaría llevarlo/a porque lo sentís como parte de tu familia y encima tus hijos se divierten el doble cuando está!.

No desesperes! si no tenés mas opción y no podés llevarlo con ustedes, te recomendamos las siguientes alternativas:

 

  1. Preguntale a tu veterinaria de confianza si puede tenerlo. Nada mejor y que te deje mas tranquila que en caso de emergencia tu mascota estará bien atendido además de bien tratado y cuidado.
  2. Hay guarderías pero siempre guiate por foros y referidos. Hay que buscar siempre algo de confianza.
  3. El clásico “se lo dejo a mis suegros” si es así traeles un buen regalo a tu regreso, en especial si no son “pet friendly”
  4. Dejarlos en casa de amigos para que no se sientan sólos y se depriman. Consejo de Mama Glam: tienen que ser muuuuy amigos y si tienen chicos asegurate que no te usen al perrito de “juguete”. Ante todo conservemos las amistades!!!

Si ninguna de estas alternativas es viable, pensalo mejor y busca un hotel que acepte mascotas! siempre hay, cobran un pequeño extra y todos contentos 😉